BIERZO

 

Paixar crianza
Petalos Del Bierzo

LA BODEGA  Desde 2001, Bodegas y Viñedos Paixar controla varias parcelas de viña en Dragonte, diseminadas en minúsculos minifundios, donde los propietarios de la bodega −Alejandro Luna, Gregory Pérez y los hermanos García− trabajan codo con codo con los agricultores del lugar para recuperar el patrimonio vitícola de un pueblo de montaña con ancestrales raíces históricas en el cultivo de la vid. Para la vinificación de utilizan las instalaciones de Bodegas Luna Beberide, mientras que para la crianza en barricas de ha acondicionado una bodega subterránea de una casa-palacio en Villafranca del Bierzo, a cinco kilómetros de Dragonte.  EL VIÑEDO Y LAS UVAS  Las parcelas de Paixar se encuentran en laderas expuestas al sur, en pronunciada pendiente, con suelos de pizarra anclados sobre roca madre y formados en el periodo terciario. Las viejas vides de mencía −70 años− son sometidas a una poda corta en vaso y producen apenas 500 gramos por pie. La densidad de plantación en las parcelas es de 1.20x1.20 con una estructura de propiedad anárquica y fragmentada, La vid se sitúa entre 700 y 900 metros de altitud. Esta ubicación, inusual en el panorama berciano, alarga el ciclo de la mencía, retrasando la madurez a principios de octubre, al menos 15 días antes.  ELABORACIÓN Y CRIANZA  En Paixar prevalece una filosofía de elaboración no intervencionista, que apunta a preservar la identidad de este magnífico terruño. Así, el proceso de elaboración sólo pretende acentuar la complejidad aromática de la mencía, manteniendo su frescura y los maduros taninos de la variedad. La uva pasa por mesa de selección antes de entrar en el depósito y macera en frío antes de iniciar la fermentación. Se utilizan levaduras autóctonas y se realizan remontados diarios. Durante la fase de crianza, se define el tipo de roble y el tiempo en barrica con el objetivo de conservar la pureza e identidad de la casta.  CONSEJOS PARA DISFRUTARLO  GASTRONOMIA  Guisos de Caza  (15º) TEMPERATURA DE CONSUMO  Se recomienda servirlo ligeramente fresco  PERIODO DE CONSUMO  Es un tinto que sale de la bodega en un momento óptimo para el consumo, pero que puede experimentar una evolución favorable durante seis o siete años, si se lo conserva en condiciones óptimas de temperatura y humedad.